Tema 6. La nota roja “invisible”

La televisión es un medio el cual nos beneficio al mostrarnos que, a diferencia del cine, hubo una comodidad al llevarlo a nuestra casa, y al mismo tiempo hacer que este lenguaje cinematográfico se estructure en simplificación, haciendo que el entendimiento sea instantáneo, al punto de tener una conexión más cercana entre el objeto y las personas. Antes de tratar el tema, hay un problema que no llegamos a profundizar dentro de nuestro tema anterior, la enajenación como tendencia de la televisión, este mismo medio hizo el switch, ahora nosotros buscamos como entender la programación, y no que la misma programación se haga entender; suena rebuscado, pero no es ajeno a nosotros.

Al cambiar de canal ya tenemos construidos los hechos: lo que vemos es un noticiero, un anuncio, una caricatura, entendemos el tipo de contenido al que sintonicemos, y así se ha simplificado el lenguaje dentro de la pantalla chica. Con esto en mente, empezamos por reconocer que los noticieros tienen el formato más reconocible dentro de todos los canales encontrados, son claros, tienen un diseño especial y un acomodo, un lenguaje más especializado, etc. Desde el momento en que elegimos un canal y vemos estos elementos sabemos que vemos un programa de noticias.

Aquí recae de nuevo lo mencionado anteriormente: El programa ya no busca hacer entender al espectador, volviendo estos programas muy monótonos y también (de forma reciproca) muy vistos o al menos con una audiencia segura. A pesar de tener la información más reciente, el noticiero queda muy de fondo, tanto que hay capsulas y hasta canales especiales con mayor relevancia que versan de otros ámbitos como los deportes, la fama, el espectáculo, mientras tanto los espacios como la divulgación y la ciencia se quedan muy de lado. Y entonces: ¿Cuál es uno de los recursos que da relevancia hasta a las noticias simples? La nota roja.

Resultado de imagen para la nota roja
Fotografía proveniente de la exposición: Una crónica de la nota roja, Museo del Estanquillo, 2017.

La noticia roja

Hay una simple “verdad” y es que los noticieros son un medio muy manipulable por los distintos intereses que hay por detrás de las transmisiones, ya que están controlando en varios aspectos la información, que llegan a ser milimétricos porque se adaptan al público al que van dirigidos y los temas que abordan dentro del espacio en el que son difundidos, por esto, es fundamental reconocer que, en ellos, por muy objetivos que quieran verse no hay una real libertad de expresión. Sin embargo, sí son tan medidos lo que transmiten, ¿Entonces por qué pueden jugar con la sensibilidad de la gente al exagerar la realidad?

Hablar de la nota roja es un género que da mucho de que hablar, ya que un buen trato con el puede hacer que nosotros lleguemos a tener una mayor conciencia con respecto a un tema como las drogas, los accidentes, la delincuencia y siempre nos causará una impresión que no será grata, pero en nosotros puede llegar más profundo que cualquier otro tipo de género o noticia (Flores Gómez, Laura, Mendieta Ramírez, Angélica, 2012). El problema es en los términos en los cuales se ha visto popularizada, que son enfatizar los actos, y esto dentro de nuestra sociedad ha llegado al punto de la idolatría y la normalización hacía estos contenidos.

La nota roja no se censura en ningún momento, relata a partir de formatos fidedignos, como lo son las fotos, los vídeos o el apoyo de algún testimonio hablado por algún testigo, victima o victimario, y al agregarle a la nota roja lo que un noticiero hace con su contenido, que suele tergiversar, ablandar, ridiculizar y exagerar alguna noticia, y aunado a la frecuencia con la que estas son vistas en televisión, afecta en todos la percepción desde lo que es correcto hablar, hasta lo que nos resulta gracioso.

Lo triste es que ya no reflexionamos con este contenido que es muy fuerte para nosotros, terminamos siendo insensibles al respecto, dado que vamos perdiendo de manera inconsciente esta empatía, así como al crecer un niño llega a perder el asombro; este no es el único formato que atenta con nuestra razón y nuestro sentido de lo correcto, pero es uno de los más directos y gratuitos que podemos ver, desde el puesto de periódicos, el internet, o hasta en cualquier aparador de televisión.

Fotografía recuperada de la página de Once Noticias, titulada: La historia y precarización de la nota roja en la Ciudad de México, 2021.

Lo “invisible” de la nota

No todo es la nota roja en sí, hay que complementar que por detrás existe un uso sutil de diferentes elementos con los que se puede generar una mayor intención comunicativa: palabras imperativas, colores estridentes y sonidos disonantes que nuestra mente reconoce como sinónimo de prestar atención, elementos que se retoman del diseño, y con imágenes que de por sí ya causan algo dentro de nosotros, es mucho más sencillo captar no sólo mayor atención, también hacer que los ratings se aumenten, pensando nuevamente en el interés de la audiencia y no en lo que ve el público.

Pero regresemos a la frecuencia y la razón por la que se genera toda esta reflexión, como a partir de este énfasis de la nota roja, los programas de noticias emplean estos elementos con la sugestión y la supresión, con elementos susceptibles que tiene la nota roja y sin la necesidad de tener una prueba o de mostrar un testimonio fuerte de un hecho frágil. Por un lado, así funge la supresión, no mostrar o decirnos toda la información, sólo lo que les parezca de utilidad.

El estilo informativo sugestivo es lo más elaborado, ya que a veces no es necesario ver algo para sentir miedo o asco, la mente es poderosa, y por un lado, efectivamente es muy bueno guardar detalles o suprimir algunos hechos, ya que no sólo por pensar quién ve esto, sino en cómo lo va a ver, sin embargo, cuando añaden datos ajenos, como sentimientos, narraciones al estilo crónica, o aportan a la situación una importancia en el público porque los puede comprender y hace que este tipo de noticias lleguen más lejos y se sientan peor que una nota roja (Mas Manchón, Lluís, 2011). Como ejemplos uno de los más sonados: la niña Frida Sofía, durante la tragedia del sismo ocurrido en México en el 2017.

Resultado de imagen para frida sofia sismo 2017
Pantalla de la transmisión de Televisa por el sismo del 19 de septiembre del 2017.

Lamentablemente el medio ha visto esto tan recurrentemente que el público lo ve como el pan de cada día, y no sólo a partir de los hechos que son visibles, sino también con las palabras, y se ha llegado incluso a dudar de la veracidad con la que nos hablan los noticieros, y no se reduce a algo nacional, ya que en gran parte del mundo el morbo y esta curiosidad son muy activas, pero es cierto que en México al menos es muy abierto este campo, por lo masivo que llega a ser, y lo normal con lo que se llega a sentir.

Fuentes consultadas:

Hallin, D. C. (2000). La nota roja: periodismo popular y transición a la democracia en México. Recuperado el 11 de febrero del 2021. URL: https://gredos.usal.es/handle/10366/72485

Mas Manchón, Lluís (2011). Modelo superestructural de la noticia en televisión. estudios sobre el mensaje periodístico. Vol. 17, núm. 1, págs.: 95-116. Madrid, Servicio de Publicaciones de la Universidad Complutense. Recuperado el 7 de febrero de 2021. URL: https://pdfs.semanticscholar.org/5677/de48e79567e926c2e83f78ef9b43c98d36b3.pdf

Flores Gómez, Laura, & Mendieta Ramírez, Angélica (2012). La percepción de la nota roja periodística en primera plana. un estudio de caso. Revista de Comunicación de la SEECI, (27),1-13. Recuperado el 7 de febrero de 2021. URL: https://www.redalyc.org/pdf/5235/523553230001.pdf

Brunetti, P. M. (2011). Crónica roja y sensacionalismo: maneras de hacer, maneras de verOficios terrestres26. Recuperado el 15 de febrero del 2021. URL: http://sedici.unlp.edu.ar/handle/10915/32878

Equipo Golevka:
Briseño Pamela
Gaspar Rolando
Oropeza Susana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s