Tema 8. Las comunidades de fans en el mundo virtual.

Por Susana Oropeza.

La creciente influencia del mundo digital en nuestras vidas se ha manifestado de diversas maneras en la cultura y la sociedad. Las personas hemos aprendido a relacionarnos con otra por medio de usuarios en internet, siendo conectados por sus algoritmos dependiendo de nuestros gustos, pasatiempos y búsquedas más recientes. Se han roto barreras que antes eran extremadamente poderosas tales como la nacionalidad, el idioma, la posición social y económica, importando estas poco en la enorme extensión de la web.

En las redes sociales, tales como Facebook y Twitter, han surgido comunidades bastante específicas que se interrelacionan unas con otras. Por ejemplo si eres un amante del mundo cinematográfico de Marvel es seguro que encontrarás mínimamente un grupo y página que hable sobre el tema, al que podrás unirte sin importar quién seas y podrás convivir e interactuar con personas con las que nunca te hubieses relacionado de no ser por ese gusto en común.

Hay comunidades de todo tipo, los que aman ciertos géneros del cine, a los animales, o incluso personas que se reúnen en un espacio virtual solo para discutir y compartir recetas de cocina. Pero en la última década han surgido ciertas comunidades virtuales que han dado mucho de qué hablar, tanto por su increíble influencia en las tendencias como por su creciente ambiente toxico, que pone en peligro a sus miembros e incluso a sus ídolos o personas detrás de la creación del contenido que siguen. Estos son los “fandom”. Fandom es una palabra que se refiere al conjunto de aficionados a algún pasatiempo, persona o fenómeno en particular. Usualmente los más grandes y con poder de difusión son los de artistas musicales. Estos grupos de personas se unen para compartir su fanatismo, sobre todo en redes sociales, que es en donde se da su organización masiva. Personas de toda nacionalidad, idioma y edad puede ser parte de ellos.

Hay muchas personas fuera del mundo de los fandom que los ha calificado como sectas modernas, en los que se adora y se idealizan a sus artistas como si fueran dioses y en las que se establecen reglas estrictas de comportamiento entre los miembros de la comunidad: estas reglas o pautas son las que te calificarían como parte de la comunidad o como indeseable.

El ser capaz de relacionarte con personas a las que les apasiona lo mismo que a ti por supuesto es maravilloso, y el hecho de que puedan ser personas que viven del otro lado del mundo lo es aún más. Hay muchas buenas experiencias en casos como estos, muchas personas han encontrado amigos incondicionales en internet, alivio en la distracción de centrar tu atención e interés en un artista, comprensión en esa comunidad que comparte tus ideales, pero ¿qué sucede cuando nuestra vulnerabilidad entra en juego?

Muchas veces, por no decir que todas las veces, los fandom llegan a un punto de convertirse en lugares asfixiantes en lugar de divertidos, los miembros que disfrutaban el compartir sus aficiones comienzan a sentirse presionados por cumplir con las expectativas de ser un buen fan o el mejor fan. Incluso han existido desde siempre las “fanwars” en las que comunidades se hacen enemigas de otras y luchan incansablemente en hilos de comentarios. ¿Hasta qué punto es sano para nosotros adentrarnos a un mundo que gira alrededor de un artista o de una narrativa, que si bien nos genera admiración y confort por lo que hace o por los ideales que representa, nunca será parte de nuestra realidad fuera de la web?

Nuestra salud mental puede verse afectada de manera muy fácil, sobre todo si eres demasiado joven para saber lidiar con las malas intenciones de otras personas, y en internet podemos ser blanco fácil de acoso y amenazas. Lo que sea que hayas compartido sobre ti, cualquier comentario que hayas hecho o cualquier like que hayas dado puede ser utilizado en contra tuya. Puede ser muy peligroso para ti, para todo quien integre un fandom, en general podemos decir que la integridad mental de cualquier persona corre peligro en la web y redes sociales, ya que nos llevan desde la creación de inseguridades hasta el acoso virtual.

Un ejemplo de esto fue el fandom de Voltron Legendary Defender, una serie animada de Dreamworks que fue transmitida por Netflix de 2016 a 2018. Los fans se respetaban entre ellos dependiendo de los personajes que les gustaran y las parejas dentro de la serie que apoyara, si por alguna razón se difería con la opinión general eras invalidado, en el peor de los casos acosado dentro de la comunidad, muchos artistas que creaban contenido sobre los personajes o parejas “prohibidas” eran amenazados hasta de muerte. Incluso los creadores y actores del doblaje fueron amenazados por fans que exigían sucesos y líneas de historia específicas para la serie. Este fue un tweet de una actriz de voz en la serie que expuso públicamente su hartazgo ante los fans que la acosaban y la amenazaban de muerte por no compartir la opinión sobre una de las parejas de personajes más populares dentro del fandom.

“Suspiro. Al siguiente shipper (fan de una pareja) obsesionado que piense que estoy hablando sobre su precioso ship (pareja) y me envíe una amenaza de muerte esta noche tendrá una llamada de la policía a las 4am”

Esta pauta de comportamientos es muy común en absolutamente todas las comunidades de fans, siendo más peligroso conforme más grande sea este. Es por esto que creo que es muy importante tener muy claros los límites de tu realidad y de tus avatares virtuales, es grandioso que podamos entrar en mundos que giren alrededor de nuestros pasatiempos, en los que podamos olvidar las cargas del mundo real como las tareas o las obligaciones, pero siempre es necesario saber en qué momento en lugar de darnos distracción nos brinda más estrés, o en qué momento nos pone en peligro.

Fuentes:

Vizcaíno Verdú, A., Contreras Pulido, P., & Guzmán Franco, M. D. (2020). Construcción del concepto fanbullying: Revisión crítica del acoso en redes sociales. Pixel-Bit: Revista de Medios y Educación, 57, 211-230. URL: https://idus.us.es/bitstream/handle/11441/93702/Vizca%C3%ADno-Verd%C3%BA.pdf?sequence=1&isAllowed=y

García, L. R., & Benedito, J. R. M. (2016). Perspectiva de los jóvenes sobre seguridad y privacidad en las redes sociales. Icono14, 14(1), 24-49. URL: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=5345626

Equipo Golevka:

Pamela Briseño Ramírez

Rolando Gaspar Méndez

Susana Oropeza Rodríguez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s